jueves, noviembre 20, 2014

Inercia



Con el premio FNAC-Salamandra debajo del brazo llega al mercado la opera prima de Antonio Hitos, un autor que por cuestiones generacionales podríamos meter dentro del saco de la famosa "generación mejor preparada de nuestra historia". Por lo tanto, este autor sabe de lo que habla por sufrirlo en sus carnes y de este tema es del que trata Inercia.

A través de Jaime, el protagonista de Inercia, uno de esos veinteañeros que deambulan por el mundo laboral de trabajo precario a relación amorosa sin muchos anhelos ni esperanzas. Un personaje en el que se podrán reconocer atisbos de otro héroe generacional como es Buddy Bradley de Odio, aunque en Inercia, el humor si bien presente no funciona de la misma manera que lo hacía en Odio.
Del día a día de Jaime, sus amigos, clientes y masa anónima que le rodea nos habla Antonio Hitos. Con un proporción perfecta entre cómic costumbrista y digresión comiquera, con momentos reales como la vida misma y otras partes más poéticas, tanto en lo formal como en lo visual, Inercia se descubre como un cómic de grandes aciertos, poco habituales en la primera obra de un autor novel.

Sin duda la parte gráfica de Inercia tiene un especial atractivo y mucho que decir en el acabado final de este cómic y como le llega al espectador. Mitad frío y funcional, mitad orgánico y humano, con una narración acorde a la vida monótona que lleva Jaime, todo está pensado para conseguir que en su lectura vivamos la sensación de alienación de toda una generación de jóvenes sin esperanzas. Mención especial a las parte dialogadas en las que se nota que Antonio Hitos conoce de primera mano las situaciones que narra, consiguiendo que estas sean reales como la vida misma.

Sin tener conocimiento de las otras obras presentadas al premio, puedo asegurar que este Inercia y su autor Antonio Hitos tienes suficientes argumentos para haber recibido el premio FNAC-Salamandra y por ende es merecedor de ser uno de los elegidos en nuestra cesta de la compra mensual.

Muy recomendable para aquellos lectores que busquen un cómic fresco y diferente pero que hable de temas reales y cercanos sin caer el fácil recurso de la paja mental. La versión 2.0 del cómic costumbrista ya está aquí.

miércoles, noviembre 19, 2014

El momento de Aurora West



Hay que reconocer que todo lo que decía nuestro amigo David Rubín era verdad. Aurora West es un incontenible ciclón de frescura, diversión y acción que hará disfrutar a una nueva generación de lectores que posiblemente descubrirán en Aurora a su héroe de referencia y también a mucho talluditos lectores añorantes de esos cómics que tan bien se lo hacían pasar en su infancia.

Un cómic juvenil que no tiene edad ni fecha de caducidad y que es un éxito en todas sus facetas, tanto en la historia que se cuenta como en la manera que se cuenta, con un David Rubín en estado de gracia que consigue hacer suya la obra y el personaje.

En un formato tipo manga (que al contrario que con BB, a  mi particularmente no me disgusta para el tipo de cómic que es Aurora West) se nos presenta la precuela de Battling Boy.  Volvemos al universo creado por Paul Pope para descubrir los orígenes de Aurora West, la hija del último gran héroe de la ciudad.

Un cómic necesario en el actual panorama comiquero y que sin duda va a ser (está siendo) un gran éxito de ventas por cuanto contentará a los fans de su padre putativo, Battling Boy y a toda una legión de lectores que se acercarán a Aurora West buscando una lectura diferente.

martes, noviembre 18, 2014

Lo mondaine 2



La esperada secuela y conclusión de uno de los grandes éxitos de comienzo de año. Antes del verano, acabado el primer tomo de La mondaine, las sensaciones eran inmejorable. Esta continuación, simplemente confirman lo esperado.

Para mi, lo peor de La mondaine es que se acaba. Al igual que me pasa con otras series, como puede ser Magasin General, no me habría importado leer más y más historias de La mondaine y sus personajes. Sin duda, es algo que honra a sus autores, que pudiéndolo hacer, hayan optado por cerrar el ciclo en dos álbumes y dedicarse a otra cosa. Pero ya sabéis, así somos los aficionados. Si dura, porque dura. Si se acaba, porque acaba. Nunca estamos contentos.

En esta segunda parte, repetir un poco lo dicho con la primera. Autores en perfecta armonía y un Jordi Lafebre fuera de serie con viñetas que por si solas merecen la compra del álbum.

En cuanto a la trama, la historia discurre por los cauces establecidos en la primera parte, sin grandes sorpresas ni giros inesperados. Pese a la entrada en escena de los nazis y su ocupación, el verdadero protagonista sigue siendo Aimé y su paso de la inocencia a la lujuria, con todo aquello que esta transformación se lleva por delante.

 Tengo que reconocer que esperaba un poco más de Zidrou para esta segunda parte. Simplemente pone las cosas en su sitio y deja que todo trascurra al mismo ritmo que vimos en el anterior álbum. Por supuesto que hay momentos Zidrou, de esos que recordaremos largamente, pero este autor nos tiene tan mal acostumbrados que siempre esperamos genialidades allá donde esté él y, a veces, una obra de gran calidad, nos acaba pareciendo poco.

Aquellos que disfrutaron con la primera entrega, lo harán sin duda también en esta segunda. A los que todavía no entraron en el mundo La mondaine, ahora tenéis la excusa perfecta para hacerlo con la obra completa.


lunes, noviembre 17, 2014

Murderabilia



Si con Cenizas quedó claro que Álvaro Ortiz daba el salto a la madurez como autor de cómic, con Murderabilia no sería exagerado decir que está dando el primer paso hacia su consagración.

El estilo Ortiz. Esa mezcla de sensibilidad y gamberrismo que tan bien define su obra y que siempre nos concede a partes iguales entretenimiento y poderosos argumentos comiqueros.

Crímenes violentos, asesinos en serie, gatos no del todo fiables, escritores en crisis creativa y, sobre todo, mucha road movie y personajes para el recuerdo en una trama que según se va desarrollando nos atrapa cada vez más. Esto es lo que nos ofrece Álvaro Ortiz en Murderabilia.

En esta obra queda demostrado que el "gafapastismo"  no está en absoluto reñido con la diversión y el entretenimiento y que se pueden hacer obras de temática más  ligera, sin enfermedades, separaciones o cualquier otro elemento traumático de por medio,  con la misma calidad e intensidad que si los hubiera.

Si os gustó Cenizas, no lo dudéis, Murderabilia es un cómic hecho a vuestra medida donde vais a encontrar más y mejor. Si todavía no habéis tenido la suerte de acercaros a la obra de Álvaro Ortiz, solo invitaros a hacerlo, porque la recompensa está garantizada. ¿Y por qué no empezar con Murderabilia?

Aprovecho para adelantaros que Álvaro Ortiz visitará Banda Deseñada en Diciembre para dedicaros todos los Murderabilias que queráis.

jueves, noviembre 13, 2014

miércoles, noviembre 12, 2014

Bella Muerte



Bella Muerte, Pretty Deadly. Tanto monta, monta tanto. Llames como lo llames, uno de los tebeos de la temporada. Por fin tenemos disponible la edición en castellano gracias a Astiberri.

Un tomo recopilatorio que recoge los cinco números de la serie original, completados con numerosos extras que harán las delicias de los más seguidores.

Al mando de las acción, Kelly Sue DeConnick y nuestra muy querida Emma Ríos.

Western sobrenatural. Inmediatamente surgen nombres como Sergio Leone, Deadwood,  Predicador... pero también referencias como Gaiman y el folklore popular. Una mezcla explosiva que las hábiles manos de estas dos autoras saben llevar por buen camino, enganchando al lector de principio a fin.

La historia de Ginny, una pistolera hija de la muerte (literal) cuya misión es la de liberar las almas que habitan en este mundo del dolor que los aflige, no dudando en emplear en el empeño toda la violencia que fuese necesaria.

Haceros un favor y no os olvidéis de meter en vuestra próxima compra comiquera este Bella Muerte.

Por si mis palabras no os convencieran, otro incentivo a mayores. En Diciembre, Emma Ríos estará en Banda Deseñada con la intención de llevarse a Vigo y comarca por delante a base de dedicatorias.

martes, noviembre 11, 2014

Las horribles y maravillosas razones de por qué corro largas distancias




The Oatmeal, alias detrás del cual está Matthew Inman, es un tipo realmente inteligente. Busca un target para sus cómics y va a por él a tumba abierta. Primero fueron los gatos con su Cómo saber si tu gato planea matarte, luego los perros con Mi perro, esa paradoja y ahora lo hace con la tribu de los corredores.

Unos títulos que posiblemente pasen sin mayor pena ni gloria para el resto de los mortales, pero que se convierten en una lectura indispensable justo en el momento en que alcanzan su target, su público.




Tengo que reconocer que con esta última entrega dedicada a los corredores no he podido evitar alguna sonrisa cómplice a la hora de ver las páginas de Oatmeal. Si eres corredor de viejo o nuevo cuño, sin duda pasarás un buen rato leyendo este cómic.

Ideal para regalo en estas fechas navideñas, tanto para familiares y conocidos aficionados al running como para alguno que no corre tanto pero sí que debería hacerlo.