martes, septiembre 19, 2006

Desayuno por la tarde

Después de mis primeras aproximaciones al mundo y a las historias de Andi Watson, con obras como Peleas de enamorados I y II o Sed de noticias, la verdad es que lo había sacado de mi lista de "a seguir". Me parecieron un bluff. Tanta expectación por este autor y lo que cuenta y luego a la hora de la verdad me dejaron frío. Unas historias superficiales que no me llegaron.

Por eso, cuando llegó Desayuno por la tarde como novedad, no le presté mucha atención.
Fue gracias a los esfuerzos de ELALBERTO, que me entró la curiosidad.
Me insistió en que dejara de lado los comics anteriormente citados y que me dejara llevar por esta nueva entrega.
Y lo hice.
Y no me queda otra que agradecerselo.

Lo que se nos cuenta aquí es como las condiciones laborales pueden afectar a nuestras relaciones vitales.
Una pareja, a punto de casarse, se queda en el paro. Cada uno acepta la realidad de una manera distinta, pero la situación va cada vez a peor.

Con un estilo a medio camino entre el documental y la ficción, este comic me recuerda mucho al tipo de cine que realiza Ken Loach. Mezcla de cruda realidad y humor, aderezado con un toque de romanticismo (digamos de Loach habitualmente prescinde de este romanticismo).
Por la parte gráfica, con ese estilo sencillo y detallista, que por momentos puede parecer dejado, pero en el que realmente todo encaja, con una narración que te lleva en volandas y que hace que una vez que empiezas el tebeo no puedas hacer otra cosa sino acabarlo.
Está claro que en la época que hizo esta obra, Watson conocía a mis queridos Berberian y Dupuy.

Aunque este tebeo llegue a España en el 2006 y pueda parecer una obra de madurez, resulta que es todo lo contrario.
Originalmente fue publicado en el 2001 y fue una de las primeras obras largas de Andi Watson.

El mundo al revés. Un autor que con su primera obra realiza un trabajo muy equilibrado y que luego se deja llevar y le salen obras fallidas con errores propios de principiante.
Puede que esto esté motivado por el ansia de experimentación, el animo por no ser encasillado en un estilo, en una corriente. No lo sé. Habría que preguntárselo.
Yo, por el momento, puedo decir que con esta obra si puedo recomendar a Andi Watson y ponerlo a la altura de esas obras que siempre van a estar presente en mis recomendaciones.

1 comentario:

Edu M. dijo...

Habrá que echarle un vistazo por que a mi Love fights sin parcerme una maravilla si que me gustó (aunque acaba siendo una historia que no lleva a niguna parte)