jueves, noviembre 18, 2010

Bakuman


Dejando atrás el inmenso éxito obtenido por su Death Note, los mangakas Obata y Ohba se reinventan a si mismos con esta lección de metalenguaje comiquera en forma de manga.

Saliendose totalmente del thriller-fantastico, los autores nos ofrecen una historia de corte realista. De hecho, Bakuman es el relato de dos jovenes aspirantes a mangakas que dejan todo de lado para dedicarse al 100% a conseguir su sueño; publicar una serie en la Shonen Jump antes de los 18 años.

Una trama realmente interesante, pero en la que nunca debemos olvidar que Bakuman es un shonen, es decir, un tebeo pensado y creado para adolescentes. Por lo tanto, aunque el proceso de creación de un manga, con todos los guiños al mundo real de la edición, autores, series, etc... está presente, también tenemos que realizar ciertas concesiones temáticas, como es el hecho que el fin último de los personajes para ser un manganka no es otro que poder casarse con la chica de su clase que le gusta.

Por supuesto, el enfoque profesional dista mucho del tono intimista que Tatsumi nos da en Una vida errante o Taniguchi en en Un zoo en invierno, pero este hecho no le resta interés a lo que se nos cuenta. Además, a poco que estemos enterados del mundo editorial japonés, no nos costará mucho reconocer a alguno de los autores y series de referencia en el manga, los propios creadores de Death Note incluidos.

Valorando los pros y los contras, los primeros vencen claramente a los últimos, y la lectura de este Bakuman, por lo menos en este inicio, resulta más que interesante y entretenida.

Gustará a todos aquellos que disfrutaron con la verborrea dialéctica presente en Death Note y supongo decepcionará a todos aquellos que busquen un nuevo capítulo de cuadernos mortales y shinigamis varios.

2 comentarios:

Goku_Junior dijo...

Llevo leído bastante de esta serie "por otros medios" y sus autores no defraudan para nada. La cosa empieza poco a poco pero cuando acaban metiéndose en el mundo editorial y conociendo a otros autores es cuando la serie despega de verdad.

Muy bien narrada la historia y muy interesante el acercamiento al mundo editorial japones aunque como bien dices es un Shonen y no tendrá la seriedad de otras obras (ni falta que le hace, la verdad).

Jacobo Fernández Serrano dijo...

para mi es obra maestra.