lunes, diciembre 05, 2016

Enter the Kann




El librero suplente.

Enter the Kann no engaña. Basta con ver su impactante portada holográfica y sus 5 primeras páginas para saber lo que nos espera; violencia, sexo y macarradas mil. Algo así como un hijo bastardo y pasado de rosca de El Héroe de Rubin y Pudridero de Johnny Ryan.

Kann es un maestro del Kung-Fu Oscuro que viaja a través de lugares y dimensiones, a cada cual más enferma, para acabar con sus siete maestros. Más o menos ese es todo el argumento que nos vamos a encontrar. A partir de ahí lo que viene es un homenaje a la subcultura de los años ochenta.

Porque eso es Enter The Kann. Es el Conan de Chuache, es Rambo, es Van Damme en Contacto Sangriento, es Mad Max, es un Royal Rumble con Hulk Hogan, El Útimo Guerrero, Randy Savage y los Demolition narrado por Héctor del Mar, es una partida al Mortal Kombat, al Final Fight o al Barbarian, es una lucha multitudinaria con todos tus muñecos de He-Man mientras escuchas heavy metal a todo volumen...

En fin, si ninguna de estas referencias significa nada para ti mejor que no te acerques ni con un palo y que sigas compartiendo citas de Paulo Coelho en Facebook, pero si , por contra, se te ha hecho la boca agua recordando todo esto, ya tardas en echarle un ojo a esta bizarrada.

Porque si Estados Unidos puede tener un presidente naranja, ¿por qué no podemos tener un antihéroe rosa?