martes, febrero 28, 2017

El perdón y la furia



Partiendo de un encargo realizado por El Museo del Prado, la pareja creativa formada por Keko y Altarriba vuelven a los caminos ya transitados en su multipremiado Yo, Asesino para incidir en la cuestión sobre dónde están  los límites entre la realidad y el proceso creativo.

Como un hermano gemelo de su anterior creación, este cómic es la otra cara de la moneda, tan similar como diferente y necesariamente complementario. Con gran talento y mucho profesionalismo, los autores saben sacar lo mejor de una obra de encargo para elevar este El perdón y la furia al cajón de los elegidos.

Mezclando en perfectas proporciones el thiller con el relato didáctico, la vida y obra del pintor José de Rivera se mete de lleno, nuevamente, en la de Osvaldo,  un profesor universitario obsesionado por el misterio tras la obra del pintor. "Falta Sísifo. También falta Tántalo."

Y si el trabajo de Altarriba es destacable, el de Keko solo puede ser elogiable. Keko "el españoleto" se mete en la piel de Ribera y lleva a su terreno toda la fuerza del clásico pintor.

Una obra de compra obligatoria para los que disfrutaron de la otra cara de la moneda conocida como Yo, asesino, pero que admite una lectura ajena a esta obra, tanto para aficionados al polar como lectores que lleguen atraídos por la figura de Ribera.