lunes, noviembre 23, 2009

Incógnito

Incógnito es la nueva serie de Brubaker y Phillips, la pareja creativa culpable de series como Sleeper o la más reciente Criminal. En teoría, esta nueva creación nació como una especie de divertimento para tomar aire entre arco y arco de Criminal y poder refresacar la mente. Claro, el "problema" es que con unos autores como estos corres el peligro de que el divertimento sea aún mejor que la teórica serie buena. Y esto es exactamente lo que pasó con Incógnito.

Pero más que Criminal, para definir esta serie, yo tomaría como referencia Sleeper. De hecho, podríamos acusar a Brubaker de autoplagio, porque Incógnito es una especie de Sleeper reflejado en el espejo. En Sleeper teníamos a un protagonista que supuestamente estaba en el bando de los "buenos" y se pasaba, infiltrado al bando de los "malos". Aquí, es la premisa contraria, un "malo" que se "pasa" al bando de los "buenos". La cantidad de comillas usadas en las últimas frases no es gratuita, porque como pasaba con Sleeper, aquí el blanco y el negro desaparece y lo único que nos resta son las capas intermedias de gris. Todo el asunto podría quedar en una copia barata y descafeinada, un remake innecesario de Sleeper, pero claro, Brubaker no es tonto. Consciente de este hecho, supo darle a Incógnito su propia personalidad, cogiendo un poco del género negro-policiaco de Criminal, un poco de sus cómics de superheroes y un poco del thriller de metahumanos de Sleeper y con todos esto elementos hacer crecer la serie, superando incluso a los originales.

Por su lado, Sean Phillips va a lo suyo. Año tras año, este dibujante se ha creado un estilo propio que le va a la perfección al tipo de historias de Brubaker. Pero la experiencia es un grado, y ya son muchas las páginas que estos dos autores han realizado como equipo creativo. Esto se nota en la narración, conjuntando un tebeo que fluye con total naturalidad, donde nos encontramos unos superhéroes (yo prefiero definirlos como metahumanos) más humanos que nunca, sobretodo si atendemos a sus miserias y conflictos morales.

Un primera arco de una serie que se convierte de inmediato en un must have de cualquier aficionado y que sin duda alguna va a ver una continuación. Contando lo minutos quedo hasta ese momento.