lunes, enero 09, 2017

La Bruja Escarlata



El librero suplente

Tengo que reconocer que tanto el personaje de la Bruja Escarlata como James Robinson, su guionista actual, llevaban años fuera de mi radar y, en un principio, lo que me atrajo de este tomo fueron las portadas del siempre excelente David Aja.

Una vez llegado a las páginas interiores nos encontramos con un interesante compendio de dibujantes, con estilos que van desde la sobriedad narrativa del tristemente desaparecido Steve Dillon al estilo grandilocuente y algo confuso de Marco Rudy, con mención especial a Javier Pulido que se convierte en el gran protagonista del último número del tomo.

Pese a esta variedad en el aspecto gráfico, las historias mantienen un estilo bastante uniforme, con números autoconclusivos en los que la protagonista viaja a distintos lugares donde ocurren sucesos relacionados con magia oscura o brujería y que parecen tener un origen común que se irá desgranando conforme avanza la historia.

Cierto aroma a Hellblazer en la temática en una serie que, sin llegar a la altura de otras como Ojo de Halcón o Caballero Luna, intenta alejarse del tono superheroico marca Marvel empleando un tono más adulto y original.