martes, noviembre 27, 2007

Arrugas


¿Estamos ante el tebeo del año?
Como pasa siempre con este tipo de afirmaciones categóricas, todo podría matizarse hasta el infinito, pero de lo que no hay duda es que, si no el tebeo del año, Arrugas de Paco Roca es uno de los elegidos.

Se echaba de menos, e incluso se hacía necesario, que entre tanta novedad y entre tanto tebeo con contenido social, no hubiera ningún autor que entrara de lleno en uno de los temas más delicados de nuestra sociedad actual como es el tema de la 3ª edad.

A través de la experiencia de Emilio, confinado a una residencia debido a que los primeros sintomas del Alzheimer empiezan a mostrarse, este tebeo nos da un paseo por la realidad, o al menos una de las realidades, que nuestros ancianos viven a diario.
Tratar un tema como este, con la enfermedad del Alzheimer como telón de fondo no es tarea fácil. A poco que se te vaya la mano, puedes caer en el drama facilón y conseguir que el lector se evada de la lectura por desinterés o por miedo. Paco Roca consigue un tono narrativo por el que es capaz de mostrarnos el proceso degenerativo que Emilio sufre, sin degradar ni un ápice al personaje, dejándole toda su personalidad y ofreciéndonos un relato duro en el fondo pero lleno de sensibilidad, imaginación y cariño en su factura. Un relato que nos demuestra que los humanos somos seres gregarios y que ante la adversidad buscamos la amistad y la compañia de otros seres como nosotros.

Es casi imposible que alguien que acabe de leerse este tebeo no acabe tocado. Pocas veces un tebeo va a ser tan real como lo puede ser arrugas.
Como el propio autor confiesa; "Quise hacer, en origen desde el humor, un relato de ancianos que se rebelan contra todo queriendo escapar de la ancianidad. Pero después de estar dos meses yendo a residencias que era imposible ponerle mucha ficción al tema".

Desde luego no tengola seguridad de saber si finalmente será el tebeo del año o no. Poco importa. Lo que tengo claro es que Arrugas ya está entre mis tebeos favoritos. De antes, de ahora y de siempre. Por supuesto, un J-imprescindible desde ya.

2 comentarios:

ghanito dijo...

Pois si é tan bo, gárdame un no caixón :-)

ana dijo...

outro para min :)