miércoles, julio 20, 2016

Perramus



Es verano. Para algunos afortunados esto significa que hay vacaciones y más tiempo libre. En estas condiciones, la lectura de palomitas siempre es una buena opción, pero de vez en cuando, entre eventos de Marvel y divertidas series medias francoblegas, también apetecen lecturas de más enjundia y dadas a la reflexión.

Perramus está considerada como una obra maestra del cómic. Guionizada por Juan Sasturain y puesta en imágenes por el maestro Alberto Breccia, esta treintañera obra que trata sobre la dictadura argentina (aunque también podría ser la chilena o cualquier otra dictadura) está más de actualidad que nunca.

En una noche de luna llena, un escuadrón de la muerte con rostros de calavera irrumpe en el escondite de un grupo de disidentes políticos. Perramus, el protagonista, abandona a su suerte a sus compañeros, refugiándose en una posada donde tres prostitutas le ofrecerán un paliativo a su sentimiento de culpa: el placer, la fortuna o el olvido. El hombre elige la pérdida de la memoria, para crear de cero una nueva identidad en un mundo lleno de caos y destrucción.

Empieza así el esperpéntico periplo de Perramus por el inmundo universo de las dictaduras y las falsas democracias, donde se encontrará con personajes dignos de figurar en esta obra como el mismísimo Borges.

Aventura, polar, western se da la mano con la sátira, el esperpento y el desfigurado guiñol que sale del collage gráfico del maestro Breccia.

Como toda buena obra maestra, Perramus es un cómic a disfrutar en numerosos niveles de lectura. Que nadie espere una críptica e inaccesible historia. Todo lo contrario. La parte de aventura y el ritmo narrativo de la misma invitan a la lectura, llegando la reflexión y disquisición de una manera natural.

Y por encima de todo tenemos el dibujo de Breccia.

Después de años en que acceder a esta obra era una misión imposible, 001 ediciones nos trae en un volumen integral todo Perramus. Oportunidad única para todos los que se definan como amantes del cómic.