lunes, julio 11, 2016

Prometeo



Si estáis de vacaciones, día libre o similar, delante de vosotros tenéis una hamaca a la sombra y en vuestra agenda no hay nada previsto más allá de dejaros llevar por la lectura, Prometeo es vuestro libro.

Cada día, a las trece horas y trece minutos, algún tipo de catástrofe se abate sobre el planeta Tierra: desde la detención de todos los relojes del mundo hasta la aparición de buques hundidos en el océano, desde la desaparición de naves y satélites espaciales hasta episodios de demencia en algunas personas… ¿Qué se esconde detrás de todos estos sucesos?

Una historia en formato cómic al más puro estilo de las grandes superproducciones cinematográficas donde todos los géneros posibles tienen cabida para entremezclarse entre ellos. Thriller, ciencia ficción, mitología, catástrofes, alienígenas, teoría de la conspiración, agujeros de gusano, experimento Filadelfia, el Titanic, hangar 52, etc... todo esto y mucho más es lo que se saca de la manga Christophe Bec para mantenernos pegados a la historia.

El único pero que se le puede poner a este integral es que es el primer volumen de dos previstos y, por supuesto, después de ponernos los dientes largos y pese a que se van despejando algunas incógnitas, todo que pendiente de resolución en la segunda entrega.

Cómic palomitas con mucha mantequilla. Perfecta lectura veraniega y que podría funcionar en el panorama editorial comiquero de la misma manera que los blockbusters funcionan en el mundo del cine.