viernes, diciembre 12, 2008

Tirante el blanco


Sangre, sudor y lágrimas. Costó lo suyo, pero finalmente tenemos en las estanterías el primer trabajo largo de Miguel Porto, esa gran esperanza blanca del cómic patrio.
Este álbum es de esos trabajos que me produce especial alegría ver en las estanterías. No sólo porque sea un buen tebeo, sino porque espero que este sea el primero de una serie de grandes tebeos realizados por el autor.

Tirante el blanco, publicado por SM, nace de una propuesta de esta editorial para intentar acercar los clásicos de la literatura a las nuevas generaciones en forma de cómic. Para esta tarea se pusieron en contacto con una serie de autores y a cada uno de ellos le encargaron un clásico. A Porto le toco este Tirante el blanco.

La adaptación de esta novela era desde su comienzo una misión imposible. Resumir cientos de páginas de relato en 28 páginas de cómic no era tarea para un humano. Asumiendo esta imposibilidad, Porto optó por la única vía posible. La síntesis. Visto el resultado, creo que además de ser la única opción posible, es del todo acertada.
Tirante el blanco es un tebeo de aventuras, entretenido, bien narrado y que te deja una sensación dulce. Siendo un trabajo de encargo como es, Miguel Porto sabe transferir al tebeo su toque personal y único, con una narración perfecta y una propuesta narrativa muy inteligente que se sale claramente de lo que podríamos entender a priori como una adaptación de un clásico.

En todo caso, Miguel Porto ya está aquí. Como os dije antes, espero que sea para quedarse y que en breve podamos hablar del segundo trabajo largo de este autor.

1 comentario:

darthseid dijo...

Enhorabuenas y parabienes para el autor :D