miércoles, mayo 18, 2016

La muerte de Stalin



Me encanta la ficción histórica, esa manera de recrear la historia que muchas veces es incluso más fiel a la realidad que los propios textos oficiales y canónicos. Al fin y al cabo ya sabéis que la historia la escriben los vencedores y a veces, un poco de imaginación, siempre respaldada por una buena base documental, se puede aproximar mucho más  a lo que realmente sucedió que lo que nos enseñan en la wikipedia.

Así lo entiende Fabien Nury, un maestro en este género y uno de los autores de referencia para vuestro librero, que acompañado del dibujante Thierry Robin y rediseñando un proyecto original de este último, nos dan una visión un tanto burlesca y de guiñol de los sucesos acaecidos tras la muerte de Josef Stalin y la lucha de poder que se produce en el partido donde todos quieren el poder.

Y quizá en esta pequeña orientación hacia lo grotesco y esperpéntico pueda estar la clave para que veamos en este cómic una pequeña maravilla o simplemente un cómic interesante, sobre todo por la apuesta del dibujante a la hora de caracterizar a los personajes buscando ese lado más sombrío y cínico.

En cualquier caso, La muerte de Stalin es una obra sólida que es de obligada lectura para los seguidores de Nury y que sin duda encantará a todos aquellos que disfrutaron de Érase una vez en Francia.