lunes, abril 18, 2016

Suicidas



Uno de los francotiradores del actual mercado superheroico es sin duda Lee Bermejo, un autor que no se casa con nadie y que saber imponer su estilo y personalidad en cada proyecto que toca, sea Lex Luthor, el Joker o el mismísimo Batman el protagonista. Primero adaptando guiones ajenos, entre ellos los de Azzarello y luego haciendo de autor completo, Lee Bermejo se ha sabido ganar el reconocimiento de la industria gracias a su buen trabajo y, por supuesto, también a sus suculentas ventas.

Gracias a todo esto, desde DC han visto en Bermejo uno de sus mejores activos y es por ello que una serie como Suicidas pudo ver la luz. Dentro del renacimiento de la serie Vertigo, con esta primera entrega esta serie se propone para ser una de las series abanderadas de la nueva etapa del sello.

Una distopia que nos presenta a una ciudad de Nuevos Angeles destrozada y dividida por un terremoto. En un lado viven los menos favorecidos y en el otro los agraciados ciudadanos que dedican gran parte de su tiempo e ilusiones en seguir las peleas de los nuevos gladiadores, luchadores mejorados cibernéticamente. Entre todos ellos, el Santo es el rey.

Una trama que podemos situar a medio camino entre el Espartaco televisivo y el cinematográfico Mad Max y donde el aspecto visual prima por encima de todo lo demás, creando una adrenalítica lectura que es puro entretenimiento.

El tiempo y las sucesivas entregas dictarán si estamos ante un diversión del momento o si por el contrario nos encontramos antes el comienzo de una serie para el recuerdo,

Ideal para aquellos lectores que echan de menos las grandes series de la línea Vertigo de DC y también para los habituales seguidores de Lee Bermejo.