lunes, julio 31, 2006

Carcassonne

Es curioso como en la época de la Play y demás opciones digitales, uno de los momentos más divertidos que he pasado con un juego, ha sido con Carcassonne.

Juego de mesa, aunque no de tablero.

La cosa es algo parecido a una mezcla entre Tetris, el Domino de toda la vida y un puzzle, con unas pizcas de Risk y toda la estrategia y grado de complejidad que puedas alcanzar jugando al ajedrez.

Pueden jugar de 2 a 5 personas.
Hay 76 piezas cuadradas. Cada una de ellas tiene una sección de campo, camino o castillo.
Cada jugador coge un pieza y la coloca en la mesa. Esta pieza tiene que encajar correctamente con las piezas que tiene a su alrededor. O sea, si un lado acaba en camino, este lado sólo podrá encajar en una pieza que también tenga camino.
Por otro lado, tienes 7 fichas; un señor feudal, un campesino o un ladrón.
Según donde coloques cada ficha, representará a alguno de estos personajes.
La misión es ensamblar castillos, caminos o crear granjas, que te otorgarán unos puntos.
Se van sumando los puntos y el que más consiga al final, gana.

Ideal para esas partidas con los amiguetes.

El juego me ha enganchado por diversas razones.

Es muy sencillo. No pasas más tiempo intentando aprender a jugar que jugando.
En un par de minutos, coges el tranganillo y estás jugando.
Eso sí, una cosa es empezar a jugar, y otra muy distinta es jugar bien.

Este es otro de los puntos fuertes. El nivel de jugabilidad y complejidad.
Puedes jugar con tu sobrino de 6 años y dedicaros a construir castillos sin mucha más preocupación, o bien puedes jugar con tu eterno rival e intentar realizar complejas estrategias.

No se juega en un tablero único. En cada partida, el mapa, tablero o como lo quieras llamar es dinámico. Los jugadores lo van construyendo como en una partida de dominó.
Casi imposible que haya dos partidas iguales.

Hay varias maneras de sumar puntos y todas ellas válidas.

Importantísimo: Las partidas no duran más de una hora.
Hay 76 fichas, y la partida se acaba justo cuando están todas colocadas en la mesa.
Nada de partidas empezadas y que se alargan hasta el infinito hasta llegar al agotamiento.
Si juegas, empiezas y acabas.

Nada, si estáis cansados de Trivial y similares y buscáis ese juego para tener en casa por si se pone a llover, esta es la vuestra.

3 comentarios:

Edu M. dijo...

Otro que va a caer en las garras de los eurogames :)

ghanito dijo...

Haberá que probalo...

Harapos dijo...

He de añadir que hay varias y muy diferentes expansiones que otorgan nuevas dimensiones al juego, además de un nuevo color para un 6º jugador y el imprescindible (que yo llamo familiarmente) "señor gordo", uno que vale por dos y vuelve más peligrosas aún las estrategias y robos.

No he podido evitar inmiscuírme, es que es mi juego favorito :)