miércoles, octubre 03, 2007

Belladona

Hay veces en que un tebeo te coge por sorpresa. No te lo esperas, no sabes mucho de él y como tus expectativas son nulas, es difícil que te decepcione.
Es como cuando vas al cine, sin saber de que va la peli y resulta que al final es buena. Te quedas con un buen cuerpo que no veas.

Algo así me pasó con este comic. Es muy difícil que un comic llegue a mis manos sin tener ninguna referencia. O bien me han mandado un dossier de prensa, o me ha hablado alguien de él, o he leído algo sobre su edición original. Casi siempre tengo algún conocimiento previo.
Pero con Belladona, llegué al comic totalmente limpio. Cuando salió de la caja de novedades, le eché un vistazo y la atracción fue a primera vista.

Cualquier cosa que lleve piratas, vaqueros o mosqueteros en sus páginas, atrae mi atención.
Belladona, tiene mosqueteros.


1680. En el estercolero que es el París de la corte de Luis XIV, el ministro Louvois crea La Cámara Secreta, un servicio clandestino que reune a los mejores especialistas de la época. Espionaje, contraespionaje, sabotajes, secuestros, dudas…Estos agentes se encargan de todas las misiones de las que nadie habla nunca. De entre todos ellos destaca una “femme fatale”, una flor letal en este estercolero. Se llama Marie. Su nombre en clave es Belladona.

La verdad es que la historia no es muy original. Una chica, con un oscuro pasado, que domina todas las técnicas de lucha y que planta cara a todo aquel que se le ponga delante.
Pero claro, de repente entra en escena un viejo gascón, uno de los grandes espadachines de su época y que está unido a esta muchacha de alguna forma.
Intrigas palaciegas, persecuciones, asesinos, espadachines, combates...

Un guión que lleva a la protagonista de un sitio a otro, para volver al principio, lleno de situaciones tópicas. Pero pese a esto, voto a brios, que este tebeo es entretenido a más no poder.
De esos que no dejas hasta que lo acabas.
Y esto es así, en gran parte, gracias a la labor en el dibujo de Pierre Alary, alumno aventajado de la escuela Disney francesa.

Para la edición española, Dibbuks recopila en un solo tomo los tres números que la serie tiene en Francia, con el más que razonable precio de 16.9.

Se que es algo paradójico que al hablaros de esta serie esté rompiendo la posibilidad de que lleguéis a ella como yo, sin referencias y sin saber nada. Ya os dije que, seguramente, esto influyo mucho en el buen rato que me pasé leyéndolo.
Pero claro, es muy difícil recomendaros un tebeo sin hablaros de él.
Así que espero que mis palabras no pongan el listón muy alto y finalmente la serie esté a la altura de las expectativas.

2 comentarios:

paulo dijo...

Ai que ahora resulta que no soy el único que escribe aquí. Ya no me siento tan especial...

Me leí el Ganster judío de Joe Kubert que te compré y me moló muchio!!!!

Besotes coruñés del calvario!!

DAVID BRAÑA. Guionista de cómics residente en Vigo. dijo...

Pues yo lo tenía en la lista de próximas compras jejeje... Saludos.