lunes, octubre 22, 2007

Ikigami


Esta serie venía precedida de buenas críticas y de un gran éxito entre el público japones. Una vez leído el producto, sólo puedo confirmar las expectativas.

Hay que reconocer que el argumento es inmejorable.
Debido a la Ley de mantenimiento de prosperidad, en Japón, todo individuo, cuando llega a la edad de 6 años, recibe una vacuna para prevenir enfermedades. Todos y cada uno de los ciudadanos pasan por este trámite. Pero 1 de cada 10000 vacunas, contiene además una cápsula que se instala en el cuerpo del individuo y que se activará más tarde, entre los 18 y 24 años, provocando la muerte inmediata de la persona receptora.
Con esto, el gobierno japones intenta fomentar los valores humanos en su sociedad, recordándoles la importancia de la vida y formando mejores ciudadanos.

A los condenados, se les informará de su fallecimiento, con 24 horas de antelación, a través de un comunicado oficial llamado Ikigami. Nuestro protagonista, y nexo conductor de las historias, es Fujimoto, uno de los oficiales encargados de distribuir esos papeles.

Básicamente, ¿qué harías tú si de la noche al día te informan que te restan 24 horas de vida?.
Pues de esto tratan las historias. La manera en que cada individuo afronta esta sentencia.

A simple vista, un tebeo con esta temática, podría ser de mal gusto. Tratar la muerte de una manera tan frívola no puede ser apto para todos los paladares. Pero cuando te adentras en la lectura, te das cuenta de la maestría del autor para tratar temas tan conflicitivos.

En esta primera entrega, se nos relatan dos casos muy diferentes. En cada uno de ellos, el receptor del Ikigami va a reaccionar de una manera totalmente distinta al otro.
Las reacciones de estos personajes, acompañadas por las reflexiones de nuestro protagonista, encargado de comunicar una sentencia de muerte, le sirven al autor Mase Motoro, para hacer un análisis de los dilemas morales que esta obra saca a la luz.

Por ahora, en Japón, se han publicado 4 tomos recopilatorios, y debido al éxito obtenido ya se trabaja en la producción de una película.

Ahora que Death Note está acabada, Ikigami es el sustituto perfecto.

2 comentarios:

David Braña dijo...

Pues el argumento me parece cojonudo!

franpino dijo...

Pocos son los mangas que publica Panini que hasta ahora me han llamado la atención. Aunque eso no quita que la mayor parte dentro de su género son obras de éxito; cuando vi en el panfleto de avance de novedades éste manga, me llamó muchísimo la antención.

Días después buscando en internet, no encontré mucha más información de la que comenta Melo en el post. Y después de leer el primer número he quedado encantado. Hacía muchísimo tiempo que no leía un manga tan bueno. Historias autoconclusivas con una historia más compleja utilizando a su protagonista como hilo conductor.

Ikigami me ha maravillado. Está tan bien contada que te lo tragas de golpe. E incluso he llegado a sentir verdadera pena (y angustia) por alguno de sus personajes.

Creo que es un tebeo que todo el mundo debería comprar, o por lo menos leer. Un gran manga (y no es taniguchi!!! ooooh!)