martes, octubre 30, 2007

Shortcomings de Tomine

Hacía tiempo que todo el mundo estaba expectante ante el nuevo trabajo de Tomine. No eramos pocos los que pensábamos que este autor necesitaba crecer y dejarse de pequeñas historias cortas para meterse de lleno en la creación de un historia larga.

Parece ser que el autor recogió el guante y aceptó el desafío.
Shortcomings puede definirse como el primer trabajo largo o la primera "novela gráfica" de Tomine. Un punto de inflexión en su carrera.

¿Y cuál es el resultado?.
Desde luego que ésta no es la obra definitiva del año, ni mucho menos del autor, pero el listón queda bastante alto. Tomine deja de lado todas esas historias, de personajes envueltos en situaciones inusuales y siempre resueltas con finales ambigüos, que eran los protagonistas principales de sus historias cortas.
En esta ocasión, Tomine se vuelve más realista que nunca. A través de Ben Tanaka, el protagonista del tebeo, la vida se vuelve comic.
Con el telón de fondo de los conflictos raciales en USA, se nos cuenta la relación de Tanaka, (americano de origen asiático), con su novia Miko, (también de origen asiatico) y como la fijación de éste por el estereotipo de la mujer americana, rubia y de ojos azules, lo lleva a un proceso de negación y degradación personal que cambiará completamente su relación.

Tanaka es un capullo integral. Leyendo el tebeo hay momentos en que te gustaría romperle la cara a ese tipo por lo gilipollas que puede llegar a ser. Pero al mismo tiempo, hay momentos en que no puedes dejar de identificarte con él. Como la vida misma, esta historia está llena de grises. Los personajes son complejos y sus motivaciones no pueden ser más humanas.

Decíamos que esta obra marca un antes y un después en la carrera de Tomine. Y no sólo lo va a hacer por su extensión. Se ve que todas esas pequeñas historias y todos estos años de carrera, han hecho del joven Tomine un narrador experto y experimentado.
La lección de narración, a través de la expresión corporal de los personajes, es digna de estudio.
Prescindiendo de textos innecesarios, muchas veces son los gestos de los protagonistas, sus movimientos y expresiones los que nos dan las pistas necesarias para seguir la acción.
Sólo un gran autor puede dar los giros emocionales que Tomine da a Tanaka, haciendo que el lector pase de considerarlo un capullo a identificarse con él.
En todo caso, con sus diálogos y situaciones, no exentas de humor, el autor logra que en cuanto abres la primera página, este tebeo te atrape y te lleve de principio a fin sin un momento de respiro.

Supongo que este cambio en la trayectoria de Tomine no será un plato apetecible para todo el mundo. Muchos serán los que preferirían seguir leyendo más historias cortas.
Personalmente, yo apoyo totalmente este giro. Sus historias antiguas me seguirán gustando, pero creo que este nuevo Tomine nos va a proporcionar grandes momentos con sus nuevos tebeos.

Por el momento, Shortcomings sólo está disponible en pitinglis. Supongo que no tardará mucho en llegar la edición española.