jueves, noviembre 30, 2006

Ice Haven


Si el comic es, simplificando, la unión de imagenes y texto para contar una historia u obtener una respuesta por parte del lector, con Ice Haven, Daniel Clowes ha realizado el comic perfecto.

Es conocida la necesidad de este autor por romper la barrera de lo convencional, explotando todas las herramientas que el medio le proporciona para seguir contándonos sus inquietudes vitales y profesionales.
Esto que, a priori, apunta a paja mental, se transforma en una estupenda historia en las manos de Clowes.

Ice Haven es la metáfora de cualquier pueblo de la América burguesa. Detrás de la fachada exterior, encontramos multitud de historias ocultas, secretos y vidas paralelas.
Con la excusa argumental de la desaparición de un niño, Clowes nos va desvelando por medio de pequeñas historias, la verdadera cara de los habitantes de Ice Haven.
Historias inconexas entre ellas, pero que leídas en conjunto forman una historia única y compacta.

Si a esto le unimos la variedad de recursos narrativos que el autor utiliza para contarnos cada historia, cambiando desde estilo gráfico hasta de color, intentando dotar de personalidad propia a cada uno de sus protagonistas, tenemos ante nosotros una obra completa a todos los niveles; formales, narrativos y gráficos.
Para acentuar lo misterioso de un personaje determinado, Clowes auna el grafismo con la falta de palabras e incluso con una paleta de colores minimalista, reforzando esa sensación de extrañez. Nada es casual y nada es gratuito. Hasta el más mínimo detalle tiene una misión en la narración.

Una historia con muchas capas, en la que cada lector va a encontrar claves diferentes.
Unos veran la miserable existencia vital de una sociedad burguesa en decadencia, mientras que otros lo interpretaran como una reflexion del autor sobre el arte, propio y ajeno.
De todas formas, lo que hace de este tebeo una maravilla, es que por encima de todo, más allá de la experimentación o lo que muchos podrían considerar pajas mentales, Clowes nos cuenta una historia, una muy buena historia, de esas que te enganchan y que no te dejan hasta el final.

Sé que este no va a ser un tebeo para todos los publicos. De hecho, estoy seguro de que después de todo lo que he soltado, algunos ya lo han eliminado de su lista de la compra.
Eso sí, para todos aquellos a los que le ha picado la curiosidad, preparaos, porque vais a leer una obra que entrará directamente en vuestro panteón comiquero.

2 comentarios:

madame o dijo...

Leído en inglés en su momento, tienes detalles buenísimos como la parte del crítico de cómics analizando el propio tebeo...

stereotopffer dijo...

Ves?

te diije que te iba a molar!