jueves, julio 09, 2009

George Sprott





Estos son los momentos que recompensan con creces la labor de librero. Entre tanta novedad, tanto cómic que escrutar, siempre llega alguna sorpresa, algún soplo de aire fresco que te deja en total estado de shock, recordándome, en segundos, por qué me gustan tanto esto del cómic. George Sprott es una de esas lecturas, y Seth uno de esos autores.

Con la muerte de George Sprott, nacido en 1894 y fallecido en 1975, como punto de partida, Seth nos propone un curioso viaje retrospectivo a la vida de este extraño hombre cuyo máximo reconocimiento viene dado por haber realizado varias expediciones al ártico canadiense lo cual le permite ser el anfitrión de un muy particular programa de aventuras y viajes en la cadena de televisión CKCK TV. Este programa, llamado NORTHERN HI-LIGHTS, pese a la extrañeza de propios y extraños, consigue alcanzar unas cuotas de popularidad bastante elevadas durante más de 30 años, hasta el momento en que la modernidad y las nuevas tendencias convierten al espacio y a su presentador en algo obsoleto.


Partiendo de un análisis del día de su muerte, un narrador omnisciente, ciertamente peculiar, un tanto chapucero y que llega a tomarse cierta confianza con el lector (un narrador que claramente identificamos con el propio Seth) nos va presentando al hombre existente detrás de el personaje. En pequeños capítulos compuestos de entrevistas a su compañeros de programación en la CKCK, se nos presentan a Sir Grisly Gruesome, el presentador del programa de terror de los viernes, FRIDAY NIGHT HORROR CHEAPIES, a Violet Glow, una incondicional seguidora del programa desde su inicio, seguidos de los múltiples testimonios de amigos, familiares y otras personas que formaban parte del día a día de este hombre. A través de sus confesiones, pizca a pizca, nos vamos haciendo una visión global de las miserias ocultas detrás de ese, en apariencia, encantador ancianete.

Como podéis comprobar, Seth vuelve a recorrer parajes donde se siente realmente cómodo. Ese retrato de una sociedad pasada, que funcionaba con unas reglas propias y que poco a poco se va viendo consumidad por los nuevos tiempos. El paso del tiempo, los recuerdos del pasado, la nostalgia. Puesto en boca del propio George Sprott; "Un día tienes 30 años, y al siguiente, al alzar la vista ves a un anciano en el espejo".

Podría seguir hablando durante horas de cada uno de los personajes, cada uno de los testimonios. Todos ellos son pequeñas cápsulas de placer comiquero. Pero si por si sola la historia que nos presenta Seth es una delicia, la forma en la que nos la presenta es incluso superior.
Esta historia de G. Sprott, fue inicialmente serializada en el magazine del New York Times y es ahora recopilada por Drawn and Quarterly, en un precioso formato de grandes dimensiones, que ya te enamora al primer vistazo.
Pero si por fuera el libro es espectacular, su interior es todavía más increíble. Espero no tener que descubriros a estas alturas a Seth. Su particular estilo gráfico alcanza unas cotas de calidad que superan incluso sus últimas propuestas. Pero es que además, a nivel narrativo, Seth va mucho más allá, proponiendonos un pequeño desafío con cada página. El ya mencionado curioso narrador omnisciente, la manera en que divide la página en secciones, contándonos en la parte superior una historia mientras que en la posterior nos ofrece retratos de los distintos protagonistas, rompiendo de esta manera el ritmo narrativo, ofreciendo un constante reto a nuestros ojos con múltiples opciones donde posarse. Los distintos tonos cromáticos que Seth usa según el momento narrativo, la variación en el tamaño de las viñetas, las pequeñas interrupciones a modo de interludios visuales con dobles splash-pages de extremada belleza recreando una nevada sobre el ártico o fragmentos de hielo flotando sobre las heladas aguas, las fotografías de modelos reales (posiblemente realizados por el mismo Seth) de los edificios representados en la historia, como el Melody Grill, el Coronet Lecture Hall o el mismo edificio de la CKCK... y podría seguir, porque cada página de este tebeo es una alegría para la vista, pero creo que mi entusiasmo queda bien reflejado con lo anteriormente expuesto.

Por ahora sólo disponible en inglés. No tengo ningún tipo de duda sobre su publicación en español. Sólo es cuestión de meses. Lo que no tengo tan claro es si el editor español conseguirá respetar e igualar la increible y majestuosa edición de Drawn and Quarterly. We'll see.

2 comentarios:

Magapola dijo...

Joder, tiene una pinta estupenda. Voy a ver si lo consigo, aunque sea en inglés.

Anónimo dijo...

Ey, Melo, de donde sacas que va a salir en Octubre por Mondadori? Tu y tus contactos... :)

Estuve en Gosh Comics, en London, y apunto estuve de comprármelo pero preferí esperar, porque en la maleta podría estropearse y me imaginaba que podría haber edición española en breve.

raúl
de la coru, otra vez again.