jueves, abril 02, 2009

Johan et Pirlouit: Page du roy


¡Cómo un enano! Melo estoy pasando como un enano. Las aventuras de Johan et Pirlouit, un pequeño pedazo de mi infancia, desde el principio, sin interrupciones. ¡Qué más se puede pedir!

Pese a tener algún tebeo de J&P por casa, no en muy buen estado por cierto, llevaba muchos años deseando poder hacerme con todos los albumes de esta colección que era la niña mimada de su creador, Peyo. Por eso, cuando vi que Dupuis se decidía a reeditar los 13 tomos de los personajes en formato integral, ya no me pude resistir.

Este primer integral recoge las tres primeras aventuras de Johan; "Le châtiment du Basenhau", "Le maitre de roucybeuf" y "Le butin du bois aux roches". De hecho, las dos primeras aventuras son de protagonismo absoluto de Johan, no apareciendo el personaje de Pirlouit hasta el tercer álbum.

Realmente hay que reconocer que estas primigenias entregas no llegan al nivel de adicción que tienen los posteriores albumes, dejando a un lado el tema de la aparición de Los pitufos, que sin quererlo supuso el principio del fin para los amigos J&P. Pese a ello, las tres aventuras recopiladas aquí suponen una lectura muy entretenida (en el caso del tercer tomo llenas de recuerdos) y que a día de hoy suponen una oportunidad única para recuperar esta serie.

Además, por si fuera poco, este tomo también nos ofrece un dossier donde se muestran páginas de los primeros trabajos de Peyo con personajes como Le Scout Puce, Riquet o Inspecteur Pik, así como el germen de los personajes de J&P en sus dos primeras aventuras dentro del periódico La Dernière Heure, que luego continuaría en Le Soir hasta llegar a su etapa final dentro la revista Spirou. Impagable ver la evolución de Johan, que en su primera aparición era rubio, con unos bucles y protagonizaba tiras humorísticas mudas de4-5 viñetas o comprobar como Pirlouit, un personaje llamado a ser protagonista para una sola historia, se ganó el cariño de los lectores y se asentó en la serie como el fiel compañero de Johan.

Por ahora, sólo disponible en francés. Crucemos los dedos para que alguna editorial vea la luz y saque estos integrales traducidos al español.

2 comentarios:

willy dijo...

por dios, los quiero ya!!!

Jolan dijo...

Yo también los quiero en español! Pero como me da que va a ser difícil o va a tardar lo suyo, yo por si acaso ya tengo planeado pillarme este primer tomo en francés...