lunes, abril 06, 2009

La guerra del anillo


Desde el primer momento y pese a tenerlo todo de su parte, la expansión del juego de estrategia de Games Workshop basada en el universo creado por Tolkien para su novela El señor de los anillos nunca caló hondo entre los jugadores. Tenían el transfondo, tenían las miniaturas y tenían la base de aficionados. Era una baza segura y sin embargo, nunca triunfó como debiera. La respuesta para este misterio estaba muy clara para el grueso de jugadores. Lo que fallaba, quizá lo más importante, era el reglamento, la forma en que había que jugar.

Parece que por GW sopla otro tipo de viento. Después de años y años intentando vender un producto que era invendible por naturaleza, al fin han optado por la única solución posible; crear un nuevo reglamento que haga de El señor de los anillos un juego jugable y divertido, dando la oportunidad a todo buen fan de ponerse al mando de ejércitos épicos y rememorar las batallas vistas y leídas mil y una veces.

Esto es lo que nos trae este nuevo libro de reglas de La guerra del anillo. Cogiendo un poco de cada casa (un poquito de Fantasy, un poco de 40K, un poco de Fields of glory, etc...), puliendo los detalles conflictivos de otros juegos, simplificando mucho las reglas pero sabiendo conservar toda la estrategia y la jugabilidad. Muchos son los pequeños detalles que hacen apetecible este nuevo reglamento. No es tarea para este post citarlos todos. Me conformo si después de leer este post os ha entrado la curiosidad y volvéis a poner este juego dentro de vuestro radar de acción.


Desde este pasado sábado ya tenemos el reglamento totalmente disponible en castellano. Durante todo este mes y los venideros, estaremos desvelando en profundidad todos los secretos que hay en sus páginas, e intentaremos trasmitirlos a todos aquellos que estén interesados por medio de partidas de iniciación, cursos de pintado, escenografía, etc...

Ya sabéis. Si desde siempre quisisteis hincarle el diente a este juego pero nunca visteis la oportunidad, creo que ahora es el momento.